lunes, 19 de julio de 2010

Despertarse

Que lo primero que vean tus ojos recién abiertos sea el contraluz de sus caderas desnudas.
Que ansíes acariciar su piel de luna.
Que el deseo lo ocupe todo de golpe.
Que te despojes del traje de cosmonauta.
Que ya sólo quieras leer braille en los poros de su piel.
Que viajes al espacio en un 1,50 x 1,90.
Qué no exista el tiempo.

3 comentarios:

  1. Ojalá no existierá el tiempo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. El amor hace que nada de lo demás importe.

    ResponderEliminar
  3. Isabel; O pudieramos disponer de él a nuestro antojo.El tiempo manejado como un radiocassete Play/Pause/Stop/FFWD/REW.

    Tantaria; Sí, lo demás es lo de menos.La gran incognita es no saber nunca en qué momento lo demás volverá a ser lo de más.En esas estamos como siempre.

    Saludos y gracias por pasaros por aquí.

    ResponderEliminar

Ellas/os también silbaron.